En 2012,

55

toneladas de mercurio, se estima, habrían sido derramadas en aguas y suelos bolivianos, gran parte responsabilidad de la minería artesanal y de pequeña escala  (Poveda, P. et. al, CEDLA, 2015)

Búsqueda