Página Siete • Presidente de YPFB: “No descarto un subsidio diferenciado para la venta de los hidrocarburos” • 15/01/12

 

Presidente de YPFB: “No descarto un subsidio diferenciado para la venta de los hidrocarburos”

GAS. Villegas dijo que hay sectores de la sociedad que no dependen de carburantes subsidiados por el Estado.

Página Siete, 15 de enero de 2011.- En un abierto y franco diálogo con Página Siete, el presidente de YPFB, Carlos Villegas, expuso los planes que tiene la empresa para los próximos años. Prometió mantener a la compañía saneada y eficiente.

Página Siete.- Llama la atención de que en el plan de inversiones de este año hay más énfasis en aumentar la producción y menos recursos para la exploración. ¿Hay explicación a eso, teniendo en cuenta que también se necesita renovar las reservas para los siguientes años?

Las inversiones de este año serán las más altas en la historia de hidrocarburos en Bolivia, tenemos un presupuesto de 2.050 millones de dólares; hay un continuo incremento de inversiones. El año pasado invertimos cerca de 1.300 millones de dólares, ahora planteamos 2.050 porque hay objetivos concretos, primero, aumentar producción y las inversiones para el incremento no se expresarán este año, generarán nueva producción recién en 2013. En producción habrá una inversión de 954 millones de dólares; por otro lado, en importancia de inversiones tenemos plantas de separación de líquidos, con 465 millones de dólares; y otro monto en transporte, para gasoductos y oleoductos para el mercado interno.

Y en exploración aparentemente hay una contradicción, porque este año empieza la implementación agresiva del plan de exploración, y hay sólo 232 millones de dólares. Es un monto relativamente bajo porque éstas son inversiones ya comprometidas en los contratos de operación. En el transcurso del año aumentarán con los cinco contratos de exploración que están en última fase para su aprobación en la Asamblea Legislativa Plurinacional; también subirán con la asignación de áreas de exploración a las subsidiarias de YPFB, Chaco, Andina y a la gerencia de Exploración y Explotación. Por otro lado, tenemos 12 convenios de estudio que una vez aprobados sus contratos por la Asamblea también aumentarán la inversión.

Por ello, estimamos que en el transcurso de este año duplicaremos el monto a 500 millones de dólares en exploración y en los próximos años se tenderá a aumentar. Su observación es válida, pero aclaro que tenemos previsto una inversión de 500 millones de dólares en exploración.

Página Siete.- De la Cumbre Social salió un mensaje claro en el sentido que debe bajarse la subvención a los carburantes gradualmente, se habla incluso de minigasolinazos. ¿Cómo analiza usted esa demanda?

Primero, el subsidio no es malo en ningún país. Dentro de las políticas económicas expansivas generalmente se aceptan los subsidios y, aún más, se justifican en la medida en que el producto subsidiado sea utilizado por la actividad productiva privada o estatal, y para impulsar actividades productivas.

En esos términos está bien. Pero, su pertenencia tiene signos de interrogación cuando no llega a las actividades productivas, cuando una parte se va al contrabando; creo que nadie puede coincidir en que es bueno subsidiar a países limítrofes u otro tipo de actividades no necesariamente productivas.

Segundo, Bolivia no está en una situación de estancamiento productivo, cuando eso sucede y se quiere reanimar la economía se justifica que se mantengan los subsidios; con esto no quiero decir que hay que eliminar el subsidio, pero se puede mantener en un nivel relativamente aceptable, eso se ha discutido en la cumbre. Sobre la pertinencia de la forma, YPFB no es la instancia apropiada que decida esto, sino el Poder Ejecutivo.

El subsidio no es malo, más aún si Bolivia está en un proceso de crecimiento, hay sectores económicos que están ganando dinero, por lo tanto, su capacidad financiera sí les permite cubrir algunos aumentos; lo que amerita un estudio más detallado es el efecto que podría tener la eliminación del subsidio en sectores de ingresos fijos, pero hay sectores con crecimiento económico, por ejemplo la agroindustria de Santa Cruz.

Página Siete.- ¿Esto implica que habría que hacer un subsidio diferenciado?

Si el estudio arroja que hay que hacer un subsidio diferenciado, hay que hacerlo. Pero repito, por ejemplo, la agroindustria de Santa Cruz: con precios tan altos de los productos agrícolas y agroindustriales de exportación estos últimos años ha ganado mucho; en su estructura de costos el diésel subvencionado no debe tener un peso significativo. Hay sectores que pueden asumir alguna decisión de aumento y hay otros que ameritan un estudio más profundo; puede ser, no descarto un subsidio diferenciado; la sociedad boliviana no es uniforme económicamente, hay diferencias.

Página Siete.- Se dice que en el país ha mermado la inversión, sobre todo en exploración y en producción de crudo debido al congelamiento del precio del barril para venta interna en 27 dólares. ¿También eso debe reformarse? ¿Se puede aumentar el precio interno del barril?

Aquí hay que hacer una precisión, la mayor parte de los campos de Bolivia son productores de gas natural y de condensado, y del gas natural un porcentaje se destina a mercado interno y un porcentaje significativo al externo y los precios estos últimos años están bastante altos tanto al Brasil como a Argentina. En esos campos las empresas no tienen problemas de ninguna naturaleza con el precio del petróleo a 27 dólares.

Sí tienen problemas aquellos campos que producen exclusivamente crudo para el mercado interno; no pueden exportar porque están obligados a destinar toda su producción a mercado interno. ¿Cuántos campos son productores de crudo? No pasan de 15 y todos están en declinación. Si tuviéramos que incentivar la producción de petróleo crudo a través de una medida tendría que ser exclusivamente para los campos productores de petróleo. En diciembre de 2010, en la nivelación de los precios, justamente se contemplaba la generación de un Fondo de Desarrollo Petrolero para incentivar la producción de campos petroleros.

Hoy, ¿en manos de quién están los campos petroleros? En su mayoría, en manos de YPFB, Chaco y Andina y, bueno, Repsol. Es importante diferenciar, porque siempre escucho decir que hay que aumentar incentivos para todos; repito, el mejor incentivo para las empresas que producen gas natural y condensado son los precios altos en el mercado externo, sólo hay que pensar en los campos que generan petróleo.

Página Siete.- Otra de las propuestas de la Cumbre Social es que YPFB participe en las recaudaciones del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). ¿Yacimientos tiene definido el porcentaje que desea obtener? ¿En qué se podrían invertir ese dinero? ¿Y no se temen conflictos con quienes ya reciben parte del IDH?

Esa pregunta es muy importante para YPFB y me permito remontarme al pasado. Antes de la privatización, cuando YPFB controlaba toda la cadena, tenía un ingreso automático del 6% de las regalías y eso le daba un importante flujo de caja para realizar inversiones. Con la privatización, como había que eliminar a YPFB, se eliminó ese 6% y eso fue a beneficiar a las empresas privadas; ahora YPFB requiere ingresos y no recibe una regalía.

Nosotros no hemos pensando en ningún porcentaje del IDH y creo que debemos llegar a él en consenso entre el Gobierno central, los departamentos, los municipios y las universidades, para que ellos tomen la decisión a partir de un convencimiento de la necesidad de destinarnos recursos.

La condición fundamental para hacerlo es que esos recursos se destinen exclusivamente a actividades de exploración y de aumento de producción, porque esas actividades generarán ingresos en beneficio de todos, Gobierno, gobernaciones, municipios y universidades. Esas instancias tendrían que entregar recursos a YPFB, es una decisión para el futuro, no es un gasto, sino una inversión.

Un cuarto de los ingresos por el gas se debe a la nacionalización
En la entrevista se le consultó al presidente de YPFB, Carlos Villegas, cuál es el porcentaje de ingreso adicionales logrados para el Estado por el proceso de nacionalización. Villegas calificó esa discusión como “bizantina”. Dijo que en 2005, la Ley de Hidrocarburos fue aprobada gracias a la presión del entonces diputado Evo Morales y la bancada del MAS. “Ellos propusieron la Ley 3058, movilizaron a la población y aprobaron la ley”.

De todas maneras, Villegas respondió a la pregunta y señaló que en 2011, el IDH generó 1.347 millones de dólares y las regalías 687 millones de dólares, esto es gracias a Ley 3058. Con los contratos de operación, en 2011 YPFB obtuvo 619 millones de dólares, eso es por la nacionalización” (un 26% del total, nde). Dijo que esos montos son el aporte para financiar la Renta Dignidad, el bono Juancito Pinto y el subsidio a los hidrocarburos.

Otra de las preguntas de Página Siete fue cuál es el porcentaje de los impuestos que las empresas recuperan debido a los denominados “costos recuperables”. Villegas dijo que éstos están “entre el 8% y el 9% del total de las ventas, tampoco son significativos porque tenemos especial cuidado para que los costos de las empresas no tengan aumentos importantes”.

El presidente de la empresa dijo que YPFB obtiene ganancias. En promedio, dijo, desde 2008 las empresas subsidiarias han tenido en conjunto casi 400 millones de ganancia por año e YPFB casa matriz tuvo una ganancia de 450 millones de dólares.

Respecto a perforaciones previstas, Villegas explicó que la empresa hará 14 pozos exploratorios, para aumento de producción otros 36 pozos, y para mantener y aumentar producción, 11 pozos.

Finalmente, el ejecutivo negó, como dice alguna versión, de que YPFB tiene una plantilla de 10.000 trabajadores. Informó que existen 600 trabajadores eventuales y 900 permanentes.

“No queremos tropezar con la misma piedra de décadas anteriores, esta empresa debe ser eficiente y por eso no es una fuente laboral, no es una fuente de pegas, la industria petrolera es intensiva en capital, aquí exigimos eficiencia y eso hace que tengamos ganancias importantes”.

HOJA DE VIDA

# Formación Carlos Villegas es economista, graduado en la Universidad Mayor de San Andrés, con una maestría en economía y un doctorado en la UNAM, de México.

# Personaje Es el actual presidente de YPFB. Fue ministro de Desarrollo Sostenible y ministro de Hidrocarburos en el inicio del Gobierno de Evo Morales. Desde enero de 2009 es presidente de la estatal YPFB.

# Experiencia Fue director del CIDES, el programa de posgrado en Ciencias del Desarrollo de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) e integrante del CEDLA.

Para ver la página de origen haga click aquí.

Áreas Temáticas: 

 

Dirección

Calle 11 de Achumani #100, entre Avenida Garcia Lanza y Avenida Alexander
Zona Sur
Casilla 8630
La Paz - Bolivia

www.cedla.org

 

Teléfonos

Llámenos al (591-2) 2799848, (591-2) 2794740
Escríbanos a info@cedla.org

 

Síguenos en

    

 

Suscripciones

Para recibir nuestros Boletines Electrónicos con noticias, documentos y más haga clic en el ícono.

 

Sitios de interés

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.