Informalidad e ilegalidad: una falsa identidad