Tipos de unidades productivas agropecuarias y pastos cultivados

 

Como se sabe, el cultivo de pastos está asociado a las actividades pecuarias y tiene el objetivo de lograr mayores cantidades y mejores calidades de alimentos para los animales. En este sentido, a diferencia de una ganadería extensiva basada en el aprovechamiento de pastos naturales de baja productividad, la introducción del cultivo de pastos en las explotaciones agropecuarias obedece al desarrollo de una producción pecuaria intensiva, es decir, más moderna o con rasgos más claramente mercantiles o de corte capitalista.

Los datos del censo agropecuario revelan que en el país una pequeña cantidad de explotaciones agropecuarias (70 mil) cuentan con pastos cultivados; sin embargo, estas pocas Unidades Productivas Agropecuarias (UPA) cultivan un total de 2.3 millones de hectáreas de pastos, cifra importante si se la compara con la superficie agrícola cultivada en la misma gestión agrícola (2012-2013) que fue de 3.8 millones de hectáreas.

Como puede observarse, la mayor parte de las UPA con pastos cultivados y la mayor parte de la superficie cultivada con éstos, le corresponde al departamento de Santa Cruz (39 mil UPA y 1.8 millones de hectáreas), información que corrobora los siguientes aspectos.

La mayor parte, sino la totalidad de los pastos cultivados en Santa Cruz, obedece, fundamentalmente, al desarrollo de una ganadería bovina de carne y de leche más moderna. Como señalábamos en un documento anterior[1], en los últimos treinta años en el país se ha venido configurando una cada vez más clara división del trabajo al interior de la producción ganadera bovina de la región de los llanos, pues mientras el departamento del Beni se especializa en la cría de ganado bovino, el departamento de Santa Cruz se ocupa más bien de la recría y el engorde del mismo. Justamente, el desarrollo de una ganadería semi intensiva e intensiva durante los últimos años en Santa Cruz, ha sido posible gracias a la existencia de grandes extensiones de tierras que anteriormente fueron dedicadas a la producción agrícola —fundamentalmente de oleaginosas— y que ahora se destinan a una ganadería vacuna con base en pastos cultivados y alimentos suplementarios.

Los datos censales confirman que en el Beni persiste una ganadería que se desarrolla sobre la base del aprovechamiento de los extensos pastos naturales que tiene este departamento, pues, como se puede observar, tiene una superficie de pastos cultivados de sólo 300 mil hectáreas, cifra muy inferior a la que presenta Santa Cruz. Las superficies con pastos cultivados en los departamentos de los valles y el Altiplano no son muy significativas en comparación a los departamentos de los llanos; sin embargo, esta información confirma el desarrollo de una pequeña y mediana ganadería lechera orientada al mercado, en el occidente del país, que se ha expandido en los últimos años debido al crecimiento de la industria láctea.  

Como puede observarse en el Cuadro 1, la mayor parte de la superficie con pastos cultivados en el país (2.1 millones de hectáreas que representan el 91,4% del total) corresponde a las UPA que se caracterizan por contratar trabajo asalariado. En este sentido, las explotaciones agropecuarias que desarrollan sus actividades con sólo el concurso de fuerza de trabajo no remunerada, es decir las campesinas, llegan a cultivar una muy pequeña proporción de pastos (202 mil hectáreas). En todos los departamentos las UPA capitalistas —que sobre todo en las regiones de los llanos y los valles son significativamente mayoritarias— concentran la mayor parte la de la superficie cultivada con pastos.

El Cuadro 2 demuestra que la mayor parte de la UPA con pastos cultivados que contratan fuerza de trabajo asalariada pertenecen a la región de los llanos (74,2%) y concentran el 95,9% de la superficie cultivada. De igual manera, en el caso de las explotaciones agropecuarias campesinas, aquellas que cultivan pastos se asientan mayoritariamente en la región de los llanos (64,2%) concentrando el 87,9% del total de la superficie cultivada con pastos por este tipo de UPA.

Finalmente, los datos censales revelan que del total de UPA que contratan trabajo remunerado, aquellas con características más capitalistas, es decir las que producen con el concurso de sólo fuerza de trabajo remunerada, concentran la mayor parte de la superficies cultivadas con pastos en los departamentos de los Santa Cruz, Beni, Pando, Chuquisaca y Tarija, mientras que en Cochabamba, La Paz, Oruro y Potosí son más bien las explotaciones que combinan trabajo asalariado con trabajo no remunerado, aquellas que concentran la mayor parte de las superficies departamentales con pastos cultivados.

La Paz, 19 de junio de 2017

 


[1] Enrique Ormachea y Nilton Ramirez (2011) Producción de carne bovina en Bolivia y seguridad alimentaria (La Paz: CEDLA)

AdjuntoTamaño
Icono de Imagen tdupaypc_cuadro_1.png57.45 KB
Icono de Imagen tdupaypc_cuadro_2.png55.05 KB
Icono de Imagen tdupaypc_cuadro_3.png59.08 KB
 

Dirección

Calle 11 de Achumani #100, entre Avenida Garcia Lanza y Avenida Alexander
Zona Sur
Casilla 8630
La Paz - Bolivia

www.cedla.org

 

Teléfonos

Llámenos al (591-2) 2799848, (591-2) 2794740
Escríbanos a info@cedla.org

 

Síguenos en

    

 

Suscripciones

Para recibir nuestros Boletines Electrónicos con noticias, documentos y más haga clic en el ícono.

 

Sitios de interés

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.